Los Gobernadores Vascos de California

Autoridades vascas de Alta California

Entre 1792 y 1822 Alta California estuvo regida por gobernadores vascos:
• José Joaquín de Arrillaga, originario de Aia, ocupó el puesto de gobernador interino entre 1792 y 1794
• el vitoriano Diego de Borica, entre 1794 y 1800
• Arrillaga volvió a ocuparlo entre 1800 y 1814
• Mexican José Darío Argüello, Governor, short period of time 1814 – 1815
• durante un breve mandato de 1814 a 1815, lo ocupó el mexicano José Darío Argüello y luego, de nuevo, entre 1815 y 1822, un vasco volvió al poder: Pablo Vicente de Sola, originario de Arrasate.

José Joaquín de Arrillaga

( Aia, Gipuzkoa, 1750 – Misión de Soledad, California, 1814 )

Primer presidio de San Carlos de Monterrey, 1793. Autor: José Cardero. Robert B. Honeyman, Jr. Collection of Early Californian and Western American Pictorial Material, The Bancroft Library, Universidad de California en Berkeley.

José Joaquín de Arrillaga fue gobernador interino de las Californias entre 1792 y 1794 y entre 1800 y 1804 y, tras la secesión de las dos Californias, fue gobernador de Alta California entre 1804 y 1814.

Arrillaga nació en Aia (Gipuzkoa) en 1750, en la ferrería Manterola del pueblo, tal y como se recoge en el libro de bautizos.

Al parecer, Arrillaga comenzó la carrera militar en las Américas, cuando entró voluntario en la compañía del presidio San Miguel de Horcasitas (Sonora) en 1777. A partir de 1780, sirvió como teniente en las compañías San Sabas y La Bahía de Texas; y en 1783 lo nombraron capitán del presidio de Loreto y vicegobernador de las Californias.

En dicho puesto, se ganó la fama de oficial eficaz y honrado, y en 1792, cuando murió el gobernador José Antonio Romeu, nombraron a Arrillaga sustituto provisional del gobernador. Al año siguiente, abandonó Loreto y se afincó en Monterrey.


Diego de Borica

Habitante nativo de Monterrey, en torno a 1791. Autor: José Cardero.

( Vitoria, Álava, 1742 – Durango, Nueva Vizcaya, 1800 )

El vitoriano Diego de Borica y Retegui fue el séptimo gobernador de las Californias (1794-1800). Cuando llegó al cargo, sorprendentemente, el poder religioso y el poder civil quedaron en manos de dos vitorianos, pues Fermín Lasuén era el presidente de la cadena de misiones desde 1785. Aparte de ser paisanos, eran grandes amigos –“devoted friends”, según Chapman–; así que, durante aquella época, los dos poderes tuvieron más sintonía que nunca y se lograron más avances que en cualquier otra época del periodo colonial.

Diego de Borica fue bautizado el 12 de noviembre de 1742 en la iglesia San Vicente de Vitoria. Su padre era Cosme de Borica, y su madre María Bentura de Retegui. Sus abuelos paternos eran Prudencio de Borica, de Abando, y la bilbaína María Antonia de Othero; y, por parte de su madre, Miguel Antonio de Retegui, de Oyarzun, y la vitoriana Ursola de Arzac.


Pablo Vicente de Sola

( Arrasate, Gipuzkoa, 1761 – Ciudad de México, México, 1826 )

Pablo Vicente de Sola fue el duodécimo y último gobernador español de Alta California (1815-1822), en una época en la que los movimientos independentistas sacudían el imperio español. Nació en Arrasate, y fue uno de los doce hijos de Nicolás de Sola y Salinas y Ursola Theresa de Arrizavalaga. El padre, nacido en Obanos (Navarra), había sido alcalde de Arrasate y diputado de provincia; y la madre era de Segura (Gipuzkoa). Recibió una buena educación acorde con el estatus de la familia. Quienes lo conocieron en los años de California dicen que era de estatura mediana, corpulento y, utilizando la fórmula que se repite en las descripciones de la época, de complexión florida.

Puerto de Monterrey. Autor: Duflot de Mofras, Eugène. Exploration Du Territoire De L’Oregon, Des Californies Et De La Mer Vermeille, Exécutée Pendant Les Années 1840, 1841 et 1842.

Pablo Vicente no fue el único hermano que partió hacia California; otro hermano suyo, franciscano, también estaba en California desde 1786. Murió en el Colegio de San Fernando, en 1820, aunque hacía 30 años que había perdido la cabeza.