Bernard Etcheverry

Bernard Etcheverry, uno de los fundadores de la ciudad de Ramona

(Cambo, Lapurdi, 1836 – San Diego, California, 1912)

En su edición del 22 de julio, San Diego Union publicó una noticia que puede resultar curiosa hoy en día: «Hemos sabido que don Arrambide y don Etcheverry del rancho Santa María han importado dos carneros merinos de una granja del gobierno francés en Rambouillet.»

Aquella noticia era más importante de lo que parecía. Bernard Etcheverry y Juan B. Arrambide, que se dedicaban a la ganadería desde la década de 1850, intuían que aquellos dos carneros de raza fuerte se acomodarían bien a las condiciones de California; por eso, pagaron más de 500 dólares por cada uno de ellos. En California ya había ovejas de Rambouillet, pero Etcheverry y Arrambide ayudaron a que la raza se extendiera por el Sur de California. Con el tiempo, aquella raza constituiría la columna vertebral de la industria ovina.

Bernard Etcheverry, el hijo de Jean Etcheverry y Marie Elissetche, nació en Cambo en 1836. A los diecinueve años, partió rumbo a las Américas con otros siete compatriotas. Su barco zarpó en diciembre de 1855 y llegó en agosto de 1856 a San Francisco, tras un largo viaje de ocho meses. Durante tres años trabajó en las minas de oro y, al parecer, le fue bien.i Después, vivió en Santa Bárbara. A comienzos de la década de 1870 regresó al País Vasco y, según algunas fuentes,ii participó en la guerra franco-prusiana. De ahí en adelante, la información es más detallada.

Rancho Valle de Pamo

Arrambide compró el Rancho Valle de Pamo en 1872: 71,67 km2 en el valle de Santa María, en el actual condado de San Diego. Etcheverry y Arrambide se dedicaron a criar ovejas merinas en aquellas tierras. Pero, entre 1878 y 1880, Arrambide le vendió todo el rancho a Etcheverry por 12.250 dólares.

En 1881, Etcheverry cuidó un rebaño de 12.000 ovejas en sus tierras de Santa María, y contrató a más de cincuenta hombres para esquilarlas. En 1883, se llegaron a producir 75.000 libras de lana en el rancho. Y lo que es más importante: los huertos, los viñedos, las plantaciones de cebada y trigo que empezaron a brotar en aquellas tierras demostraron que el valle tenía un gran potencial.

En el libro Ramona and Round about, Charles LeMenager cuenta que Etcheverry animaba a sus trabajadores a que se instalaran en el rancho y que tenía fama de patrón generoso.

La creación de la ciudad de Ramona

Bernard Etcheverry fue uno de los fundadores de la actual ciudad de Ramona

A comienzos de la década de 1880, Etcheverry invitó al inmigrante francés Teophile Verlaque a visitar las tierras de su rancho. Para entonces, ya había pasado la fiebre del oro de las minas de Julián, y la actividad se había desplazado hacia Santa María.  Los dos pensaron que era buena idea abrir una tienda y una oficina de correos, y el hijo de Verlaque le compró dos acres a Etcheverry en el camino de diligencias y carruajes de carga que unía San Diego con Julián. En 1883, el joven Amos Verlaque levantó la tienda y la oficina de correos en aquel terreno. Aquella fue la primera construcción del poblado Nuevo. Más adelante, el poblado pasaría a llamarse Ramona, tras el éxito que tuvo la novela Ramona de Helen Hunt Jackson.

En 1886, Etcheverry vendió 3.855 acres (15,6 km2) a la Santa Maria Land and Water Company a 8 dólares el acre, y otros 320 acres a 10 dólares el acre. En aquel momento, el ingeniero civil Milton Santee dirigía la empresa y, gracias a su influencia, el poblado fue cogiendo forma: tras la tienda de Verlaque, llegó la herrería en 1883-84, el Hotel Ramona en 1877, la escuela en 1888, la farmacia en 1889… Mientras tanto, las familias, junto con su ganado y sus ovejas, se fueron instalando en el valle, y no tardaron en crear una comunidad agrícola fuerte.

Una de las primeras escuelas de Ramona se construyó en tierras donadas por Bernard Etcheverry y tomó el nombre de su esposa: Earle School. En 1896, trasladaron la escuela del valle de Santa María a Mussey Grade Road, y hoy en día sigue existiendo como casa privada.

La familia

Bernard Etcheverry y su mujer, la inglesa Louise Earle, tuvieron cuatro hijos. El tercero, Bernard Alfred Etcheverry, estudió ingeniería civil en la Universidad de California, en Berkeley, y al graduarse le concedieron la medalla de la universidad en 1902. Fue profesor en Berkeley durante cuarenta y seis años. Entre 1915 y 1917, publicó los tres volúmenes del tratado Irrigation Practice and Engineering, y durante cuarenta años fue considerado uno de los mayores expertos en el tema tanto a nivel nacional como en el extranjero.

En recuerdo de esta familia pionera del valle de Santa María, en la actual Ramona hay una calle llamada Etcheverry Street.


Referencias

Douglass, William A.; Bilbao, Jon (1986). “Amerikanuak”. Los Vascos en el Nuevo Mundo, Servicio Editorial Universidad del País Vasco.

LeMenager, Charles R. (1989). Ramona and Round about. A History of San Diego County´s Little Known Back Country, Eagle Peak Publishing Company, Ramona, California.

iDouglass y Bilbao, 524.

iihttp://www.scbbgd.org/getperson.php?personID=I0820&tree=scbbgd

Pies de foto:

Bernard Etcheverry con su mujer y dos hijos

Valle de Pamo

“J. A. Verlaque. Pioneer Store”. El edificio todavía sigue en pie y acoge el Guy Woodward Museum.

Los Angeles Daily Herald, 16 de noviembre de 1886

Calle principal de Ramona desde lejos, en torno a 1903.

Earl School, Mussey Grade Road.

“La universidad honra a su antiguo alumno”. San Francisco Call, 16 de agosto de 1902.

Etcheverry Street.