Juan Miguel Aguirre y Martina Labayen

Juan Miguel Aguirre y Martina Labayen, dueños de la primera pensión vasca del Oeste americano

Juan Miguel Aguirre nació el 20 de febrero de 1813 en Echalar, Navarra. Tras luchar con el bando perdedor en la Primera Guerra Carlista, huyó a Montevideo y se dedicó al negocio del cuero y el sebo. Cuando supo que se había encontrado oro en California, junto con su esposa Martina Labayen, compró billetes para el velero Le Bon Père y, tras un viaje de seis meses, el 15 de mayo de 1849 llegaron a San Francisco.i   En aquel mismo barco llegaron al menos otros tres vascos: Juan Lasaga, Juan Garat y Florencio Eizaga.

A diferencia de muchos otros buscadores de oro, Aguirre se quedó en San Francisco. Compró un burro, ató una barrica de madera grande a cada lado del arnés, y empezó a trasportar agua del Presidio a las calles Dupont, Kearny y Clay del centro de la ciudad, vendiendo el cazo de agua a un dolar.ii  Cuando el negocio empezó a crecer, Aguirre contrató a otros vascos para que le ayudaran a transportar el agua en carros y venderla por la ciudad. Por su negocio de transporte del agua, Juan Miguel Aguirre es considerado el impulsor del primer sistema de abastecimiento de agua de San Francisco.

Viendo que el negocio prosperaba, Aguirre comenzó a invertir en bienes inmuebles. Su primera compra fue un terreno, en el cruce entre Grant Avenue y Ashburton Place;iii y, allí mismo, en el número 2 de Dupont Place, construyó el primer frontón de San Francisco. En 1866, Juan Miguel y su esposa Martina empezaron a construir el primer hotel vasco de la ciudad en el número 1312 de Powell Street.iv Juan Miguel se acordó de su sobrino, Juan Miguel Arburua, y le pidió que dejara Echalar y viniera a San Francisco a trabajar en el hotel. El joven de veintidós años llegó a San Francisco en junio de 1866 y empezó a trabajar para su tío, recibiendo un sueldo de 20 dólares al mes. Al cabo de tres meses, el hotel de los Aguirre ya estaba terminado y en funcionamiento. En 1870, Martina le pidió a su sobrina Josefa Labayen que dejara Areso (Navarra) y viniera a San Francisco a ayudar con las tareas del hotel. Diez años más tarde, el sobrino de uno se casó con la sobrina de la otra.

Aguirre hotel

El hotel Aguirre funcionó como todos los hoteles vascos que se crearon después. En 1870 ejerció de agencia de búsqueda de empleo para los vascos recién llegados. Una descripción de la época comenta que era una agencia de empleo inmejorable: «En el centro de la ciudad había un hotel vasco, y los rancheros californianos que necesitaban ayuda sabían dónde acudir para encontrar a los hombres callados y nobles de los Pirineos.»v

Para finales de siglo, el hotel de Juan Miguel y Martina se había convertido en el lugar de encuentro de los vascos que vivían en los condados de San Francisco, Sonoma y San José. Más adelante, también se alojaron allí de vacaciones los vascos procedentes de otros lugares de California o del Oeste. El hotel Aguirre siguió ofreciendo alojamiento y comida a los vascos durante cuarenta años, hasta que, en 1906, los incendios de San Francisco lo redujeron a cenizas. Por lo tanto, hay razones suficientes para afirmar que el hotel de Juan Miguel Aguirre y Martina Labayen fue la primera pensión vasca del Oeste americano.


Fuente

Echeverria, Jeronima (1999). Home Away from Home. A History of Basque Boardinghouses. Reno: University of Nevada Press, 68-69.

Enlace externo

“Death Comes to Juan Miguel Aguirre…” San Francisco Call, 2 de septiembre de 1897.

http://cdnc.ucr.edu/cgi-bin/cdnc?a=d&d=SFC18970902.2.136

iRockwell D. Hunt (1932). California and Californians, vol. 3 . Lewia Publishing Company, Chicago, pág. 121.

iiIbid.; y Arburua, Joseph. “Rancho Panocha de San Juan y los Carrizalitos”, manuscrito, 1970, 16. Basque Sutdies Collection, Getchell Library, Universidad de Nevada, Reno.

iiiHunt, op. cit., 122.

ivArburua, op. cit., 16-17.

vAnne B. Fisher (1945). The Salinas: Upside-Down River, Farrar and Rinehart, Nueva York, pág. 211.